Los mosquetones son un elemento clave de la cadena de seguridad en escalada o ascensos de montaña. Si bien cualquier mosquetón tiene más de un uso, normalmente son diseñados por su forma o características para situaciones específicas. Enfocarnos en darles únicamente este uso y escoger el mosquetón adecuado garantizará tu seguridad, pero también alargará la vida útil de todo tu equipo.

Para la correcta elección de un mosquetón hay que evaluar el uso real que le vamos a dar. Es en función de esto que podremos escoger el tipo de seguro que necesitamos en el mosquetón, de qué material debería ser y que forma debería tener.

Seguridad y normativa

La norma que se encarga de certificar y clasificar los mosquetones es la EN-12275:2013 y UIAA-121, esta está relacionada al “Equipo de alpinismo y escalada. Mosquetones. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo.”. Esta norma establece cual es la resistencia mínima que debe tener cada tipo de mosquetón a nivel longitudinal, transversal, con gatillo abierto, etc.

En este sentido, es importante diferenciar los mosquetones que son para uso deportivo y recreacional de los que tienen un uso industrial. Como el nombre de la norma lo indica, la certificación es para equipo de alpinismo y escalada, pues los mosquetones de uso industrial tienen otras certificaciones distintas, suelen ser de acero y con mucho mayor peso y resistencia. Por lo tanto, el equipo de escalada no debe someterse a un uso industrial y en este blog nos enfocamos en los mosquetones para uso recreativo y deportivo.

Materiales

Cuando se trata del material de los mosquetones, tenemos dos opciones principales:

Acero: Este material tiene una mayor resistencia que el aluminio, tanto a nivel de carga como de resistencia al desgaste. Sin embargo, puede llegar a ser hasta tres veces más pesado que un mosquetón de aluminio. Su uso está extendido a nivel industrial o en trabajos verticales, pero aún se utiliza en la escalada deportiva. Por ejemplo, se suelen utilizar en instalaciones fijas como reuniones de cadena o descuelgues.

Aluminio: Este material tiene distintas aleaciones, pero la más utilizada en los últimos años es la 7075 que se somete a un endurecimiento con calor (T6) que le da hasta 30 veces más dureza que el aluminio puro. Los mosquetones de aluminio tienen un uso muy extendido en el entorno deportivo de escalada por su bajo peso y resistencia.

TiPOS DE SEGURO

Otro de los aspectos claves a la hora de escoger el mosquetón adecuado es el tipo de seguro que tiene. Básicamente existen dos grandes grupos: los mosquetones de rosca y los de bloqueo automático.

Los mosquetones de rosca son más simples y, en algunos aspectos, más seguros. El gatillo de rosca no suele congelarse ni atascarse por la suciedad o nieve, así que por eso pueden considerarse más seguros. No obstante, también presentan algunos puntos negativos. En primer lugar, no es tan fácil manipularlos con una sola mano. En el caso de una caída, la fricción de la cuerda puede abrir el mecanismo de rosca y quitarle el seguro al mosquetón. Además, si uno está muy despistado o apurado, puede olvidar bloquear el mosquetón.

En contraparte, los mosquetones automáticos eliminan esa posibilidad de dejar abierto el mosquetón por un descuido porque se bloquean automáticamente. El mecanismo automático a veces requiere uno, dos o hasta tres movimientos, pero siempre regresa a su posición de bloqueo original al soltarlo. En este sentido, también pueden considerarse los más seguros cuando se trata de evitar que la cuerda abra accidentalmente el mosquetón o que nosotros lo dejemos abierto. Sin embargo, este mecanismo automático es más susceptible de atascarse por la suciedad o la nieve, así que es importante estar más alertas y revisar bien cada mosquetón antes de iniciar un ascenso.

Adicionalmente a estos dos tipos de bloqueo o seguro de mosquetones, también existen aquellos que no tienen ningún tipo de seguro. En esta categoría están los mosquetones convencionales y también los de gatillo de alambre. Este último tipo de mosquetón presenta varias ventajas, pues tiene la misma resistencia certificada que los modelos clásicos, pesa hasta un 20% menos, reduce la posibilidad de bloque por hielo o suciedad y también de una apertura accidental del mosquetón en una caída. Mientras que entre sus aspectos negativos se encuentra una menor durabilidad.

Entonces, ¿debería utilizar mosquetones con o sin bloqueo? En el caso de las cintas exprés se utilizan mosquetones sin bloqueo porque el enchapado sería más difícil si los mosquetones tienen un mecanismo de bloqueo. Mientras que para el caso de reuniones o anclajes es recomendable un mosquetón con seguro de cierre, ya sea automático o de rosca.

Formas o tipos

Mosquetón tipo B o en forma de D

Debido a su forma, la cuerda se posiciona fácilmente en el eje principal del mosquetón y trabaja lejos del gatillo. Es decir, es un mosquetón que marca la dirección de trabajo de la cuerda. Además, mientras más asimétrico sea o más cerrada sea su forma de D, marcará mejor la dirección de trabajo y alejará las cintas o cuerdas del gatillo.

Debido a su resistencia, y a que tiende a trabajar sobre el eje principal, es el recomendado y comúnmente empleado en escalada y alpinismo: cintas expreses, triangulaciones, anclajes en reuniones, cabos de anclaje, etc.

Mosquetón tipo H, forma de pera o HMS

Tienen una forma de pera invertida y su parte superior es más recta, lo que permite que los nudos funcionen mejor en esa zona. A diferencia de los mosquetones tipo B, tienen una tendencia a trabajar cerca del gatillo si se utilizan en cintas exprés o anclajes.

Son los mosquetones más adecuados para asegurar y rapelear. Se pueden utilizar con los frenos de tipo cesta porque garantizan un bloqueo uniforme de las dos cuerdas y evitan fricción innecesaria. También son útiles para el aseguramiento con nudos dinámicos (Por ejemplo, un nudo Prusik) porque permiten la plena movilidad del nudo hacia ambos lados del mosquetón. En general, son el tipo de mosquetón más cómodo y adecuado para utilizar con sistemas de aseguramiento.

Mosquetón tipo K o de eje acodado

Este tipo de mosquetones también marcan muy bien la dirección de trabajo de la cuerda lejos del gatillo, pero además tienen un mayor rango de apertura y resistencia que un mosquetón tipo B. De hecho, la norma les exige 5kN más de resistencia que a los mosquetones tipo B. Adicionalmente, por norma los mosquetones tipo K deben tener siempre un sistema de seguro automático.

Son el tipo de mosquetón diseñado exclusivamente para vía ferrata, pues son capaces de soportar fuertes golpes debido a caídas y a que su ángulo de apertura mayor permite engancharlos en barras.

Mosquetón tipo X, oval o simétrico

Es el diseño tradicional de los primeros mosquetones. Al no tener ángulos es más fácil introducir y extraer este tipo de mosquetones en los enganches de algunos mecanismos como las poleas. Además, pueden girar cómodamente una vez que están enganchados. También son considerados mosquetones “de carga baja” porque la norma les exige 2kN menos de resistencia que al resto.

Debido a su forma, son mosquetones diseñados para carga estática o semiestática. Son más fáciles de utilizar en el posicionamiento de material o con mecanismos como poleas, bloqueadores, polipastos, etc. Por lo tanto, su uso está más extendido en trabajos verticales. Sin embargo, también se suelen utilizar los mosquetones ovales en la escalada en gimnasio o palestra.

Mosquetones tipo Q, QuickLink o Maillones

Se fabrican en acero, son económicos, muy resistentes y extremadamente duraderos. Se trata de mosquetones sin gatillo y con un cierre de rosca. A diferencia del sistema de bloqueo de rosca que vimos antes, la rosca de los maillones no es solo un seguro, sino un sistema de cierre capaz de resistir fuerza. Este sistema prácticamente lo convierte en un aro de acero sin puntos débiles.

Este tipo de mosquetones están diseñados para utilizarse como sistema de enganche en cadenas, zonas de fuerza triaxial (en tres sentidos) y como material para abandonar en la montaña, debido a su bajo costo. Cuando no podemos finalizar una vía o hacemos un descenso en rapel sin instalación, es común dejar un maillón en estos puntos. Por eso siempre es útil llevar algunos maillones en tu ruta.

Como hemos visto a lo largo de este blog, la elección de los mosquetones adecuados es fundamental. Recuerda que estás invirtiendo en un equipo del que depende tu vida y que es clave en toda la cadena de seguridad. Escoger un color que te guste o ahorrar algunos soles para comprar algo más básico sí puede hacer la diferencia en este tipo de equipos.

Aquí puedes ver algunos modelos de mosquetones de nuestro catálogo 👇

S/ 50.00
S/ 105.00S/ 118.00
S/ 101.00S/ 117.00
S/ 70.00S/ 77.00

Mosquetones y conectores

Maillon Big Delta – Singing Rock

S/ 58.06
S/ 215.40

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Selecciona los campos que deseas mostrar en la comparación
  • Imagen
  • Calificación
  • Precio
  • Atributos
  • Peso
  • Medidas
  • Contenido
  • Comprar
Presiona fuera para ocultar la barra de comparación
Comparar
Compare ×
Let's Compare! Continue shopping
Abrir Whatsapp
1
¿Tienes alguna duda?
¡Hola!
Si tienes alguna duda o necesitas una recomendación, estamos aquí para ayudarte.